viernes, 22 de abril de 2011

GRANDES PENSADORES ATEOS: BERTRAND RUSSELL

tetera de Russell
Bertrand Russell (1872-1970) fue un filósofo, matemático y escritor británico, premio Nobel de literatura de 1950. Considerado uno de los intelectuales más influyentes del siglo XX.

A parte de sus escritos matemáticos y filosóficos, dejó una serie de discursos, libros, panfletos, etc referentes a la religión, y más concretamente, a defender su postura atea o al menos agnóstica. Entre estas obras, cabe citar al menos "Por qué no soy cristiano" (1927) y "Religión y ciencia" (1935).


De "Por qué no soy cristiano" se pueden extraer párrafos como estos:

"La mayoría de las personas cree en Dios porque se les ha enseñado desde la más temprana infancia a hacerlo, y ésta es la razón principal. Luego creo que la siguiente razón más poderosa es el deseo de seguridad, una especie de sentimiento de que hay un gran hermano que cuidará de uno. Esto juega un muy profundo papel en influir en los deseos de las personas de creer en Dios".

"A mi modo de pensar hay un muy grave defecto en el carácter moral de Cristo, y es que creía en el infierno. Yo no siento que ninguna persona que realmente sea profundamente humana pueda creer en un castigo eterno. Ciertamente Cristo, tal como lo retratan los Evangelios, creía en el castigo eterno, y uno encuentra repetidamente una furia vengativa hacia aquellos que no escuchaban sus prédicas: una actitud que no es rara en los predicadores, pero que desdice algo de la excelencia superlativa."

Una cita famosa es la llamada tetera de Russell, analogía destinada a refutar la idea de que corresponde al no creyente la carga de la prueba. Fue escrita dentro de un artículo no publicado titulado "¿Hay un Dios?", destinado a la revista Illustrated.  Su enunciado es el siguiente

"Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aún por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo iluminado, o la del inquisidor en tiempos anteriores."

Para finalizar con esta breve introducción a Russell, dejo un vídeo de una entrevista emitida en 1959.

6 comentarios:

  1. que gran atheo creo q de lo mejores pensadores atheos q han pisado este pequeño planeta

    ResponderEliminar
  2. estas personas no son ateas puesto que creen en algo y ese algo es que no existe un castigo divino a todas las maldades de su corazón. el ateísmo es la filosofía por el cual el ser humano se refugia sin embardo cual es su base o el pilar su moral, de sus leyes y de su ética, puesto que sin Dios quien les enseño a: no robar, matar, mentir, en fin. cita bíblica profesando ser sabios se hicieron necios.

    ResponderEliminar
  3. SI DEBEMOS CREER EN ALGO NOSOTROS LOS ATEOS LO HAREMOS EN NOSOTROS MISMOS, PUES NOSOTROS SOMOS PERFECTOS, SI ASÍ LO CREEMOS, SEAMOS NUESTRO PROPIO dios PERFECTO Y JUSTO.

    ResponderEliminar
  4. Hay grandes pensadores y sin duda, éste fue uno de ellos desde el punto de vista de muchas personas.
    Quizá Dios exista, quizá no, pero es algo que no podrá comprobarse nunca, así que está por mejor respetar a las diferentes religiones.
    En lo personal tengo algunas ideas ateas puesto que opino que el hombre sintió la necesidad de tener algo en qué apoyarse incluso cuando se ha perdido a él mismo, y es entonces cuando surge la idea de que Dios no creó al hombre a su imagen, sino que el hombre creó a Dios con pensamientos humanos, vengativos, deseosos, llenos de lo siniestro disfrazados de belleza.Y puesto a eso, así no nos hubieran inculcado una religión y nos dieran una libertad de pensamiento, el ser humano crearía de todos modos un ser superior y divino para su parecer.., porque así es nuestra naturaleza humana.
    Pero en sí, no sostengo que un ateo llegue a la perdición, ya que un ser humano tiene una mente tan potente que puede ser auto suficiente, reconocer el bien y el mal (que en éste caso sería no dañarse a sí mismo ni a los demás, incluyendo toda clase de seres vivos, como el bien) y cumplir todas las metas que se proponga, sin necesidad de caer en la 'mediocridad'.

    ResponderEliminar
  5. La ciencia también es un mito:

    https://www.youtube.com/watch?v=fm922vz7Wbc

    ResponderEliminar
  6. Mi pregunta, Anónimo que no atreve a dar la cara ni con su nombre -tan valiente y perfecto que se decía ser el 6 de noviembre de 2013-, es la siguiente (y cuidado porque puede llevar a una profunda depresión y pérdida de identidad cuando se reflexiona seriamente sobre ella):

    Partiendo del supuesto que Dios, es decir, un Ser Supremo que ha dado unas normas para distinguir el Bien del Mal, no existe: ¿cómo saber qué está bien? Si Dios no existe, el Bien objetivo tampoco existe y, por ende, un asesinato es igual de loable -o condenable- que la corrupción, o incluso que un abrazo (porque, ¿qué es bueno?). Esa es la verdad si no existe una Verdad objetiva. Pero respóndame: ¿por qué hacer el bien? ¿Qué es el bien?

    Como muy bien lanza al lector Carlos A. Marmelada en su libro "El Dios de los ateos":

    ¿Por qué los derechos humanos han de ser universalmente válidos?

    ¿Por qué debería yo respetar la libertad de los demás?

    ¿Por qué es inaceptable que el poder político sea totalitario y se use a las personas como cosas sin valor desechables (el caso paradigmático es el holocausto nazi)?

    ¿Cuál es el fundamento de la dignidad humana?

    Otro libro interesante -y puramente racional- es el libro de un filósofo ateo que tuvo la fortuna de Dios de sufrir una conversión hacia el final de su vida, y falleció en 2010. Ese hombre es Antony Flew -casi amigo íntimo de Richard Dawkins, Stephen Hawking y el club de la chancleta-, y su libro último, "Dios Existe".

    Espero que tenga una vida feliz, y que le sea útil esta información a través del debate sano entre dos librepensadores!

    ResponderEliminar