lunes, 31 de diciembre de 2012

FELIZ 2013 A TODOS


miércoles, 10 de octubre de 2012

SILENCIO CÓMPLICE

En los últimos tiempos venimos observando por parte de la curia española una actitud recatada y silenciosa que sería de agradecer si no fuese porque, no habiendo cambiado las personas, difícilmente entendemos que hayan cambiado los modos.

Más allá de tímidas apariciones en la campaña electoral gallega y alguna que otra aparición pública con sus clásicas soflamas contra el aborto, el divorcio, y la retahíla de tópicos acostumbrados, el silencio parece haber cubierto los palacios episcopales y los que otrora se presentasen cual reinonas de vodevil paseando sus purpurados solideos por los canales de la televisión patria, parecen haber sido engullidos por el artazgo de su público como ocurre con los personajillos de la farándula, cuyos ascensos a la fama son tan veloces como sus posteriores olvidos.

Parece haber pasado ya el tiempo de las manifestaciones, donde los obispos, convertidos en "perroflautas pancarteros", se paseaban por España en contra del aborto, del divorcio, del matrimonio homosexual y de todo aquello en lo que se pudiese ir en contra. Y pese a todo, en España se sigue abortando, los gays se siguen casando y tanto gays como heterosexuales se siguen divorciando ¿qué ha ocurrido entonces para que abandonen las calles? ¡Con lo bien que se lo pasaba el populacho en sus "manis"! Se repartían bocadillos, se cantaban coplillas, ...y todo bajo la escolta de amables policías, que por esos días aún no habían descubierto lo divertido que resulta aporrear a los cuidadanos que les pagan su sueldo.

¿Qué ha ocurrido de un tiempo a esta parte? ¿Qué ha cambiado?

Fundamentalmente dos cosas.

Por una parte, el PP ganó por mayoría absoluta las elecciones generales de noviembre de 2011. Desalojadas las hordas rojas del poder, y puesto éste bajo la tutela de los herederos del franquismo, ya no había razón para ocupar las calles, pues sus reivindicaciones no eran más que meras excusas para desgastar al gobierno socialista. "Que se casen los gays, que se divorcie quien quiera, que ya tendrán su castigo en el infierno; mientras tanto, aquí, en la Tierra, los nuestros ya mandan y el poder vuelve a las manos de quien siempre debió ostentarlo, que para eso vencimos en la cruzada del 36 contra la chusma judeomasónica" .

Por otro lado, Europa, y especialmente España, se ven sumidas en la mayor crisis económica desde los años 30 del siglo pasado. El paro, la desprotección social, y en cada vez más casos, el hambre que sufren gran parte de los ciudadanos, parecen ser ingredientes suficientes para que se pronuncien aquellos que pretenden ser los referentes morales de la sociedad. Pero no, ellos callan. 
Quizás porque saben que esto solo se soluciona con un mejor reparto de la riqueza, y sobradamente saben que puesto a repartir, a ellos les iba a tocar dar y no recibir.
Quizás porque se sienten culpables, pues son miles de millones de euros los desviados de la educación y la sanidad a cubrir los "agujeros" que ellos dejaron como administradores de varias cajas de ahorro.
Quizás porque saben que en medio de la pobreza no conviene alzar la voz, no sea que atraigan la mirada hacia las riquezas que atesoran.
Quizás, en definitiva, porque a ellos les va bien, y cómo les vaya a los demás les importa un bledo.

martes, 5 de junio de 2012

ROBO DE NIÑOS. REPORTAJE ANTENA 3

En este link, excelente reportaje de Equipo de Investigación, de Antena 3, sobre el robo de niños en España. El reportaje se centra principalmente en la figura de sor María.

jueves, 19 de abril de 2012

MANIFESTACIÓN ATEA EN MADRID

Convocatoria de manifestación atea en Madrid, obtenida de la web de UAL (Unión de Ateos y Librepensadores).

"El 20 de abril a las 20:00 desde la calle Santa Isabel – Plaza de Tirso de Molina – Plaza de Lavapies y, con los lemas
“No más privilegios. De mis impuestos a las iglesias CERO”
“Por la libertad de expresión y manifestación”."

martes, 3 de abril de 2012

DESCONVOCADA MANIFESTACIÓN ATEA

Reproducimos aquí el escrito sacado de la web de AMAL, por el cual se desconvoca la manifestación prevista para el 5 de abril, así como una valoración de los organizadores sobre la prohibición decretada por la Delegación del Gobierno de Madrid.

 Las asociaciones y grupos organizadores de la manifestación queremos expresar nuestro más enérgico desacuerdo con los argumentos esgrimidos por la Delegación del Gobierno de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid para prohibir la misma y por ello exponemos:

• Nuestra intención. Con este acto se pretendía denunciar la inmensa cantidad de dinero, 11.000 millones de euros de los impuestos de todos, que el Estado entrega anualmente a las Iglesias – a la Iglesia Católica Apostólica y Romana en mayor medida. No hemos solicitado ninguna “procesión atea”, sino una manifestación de protesta por estos privilegios económicos, en una época de crisis en la que se está recortando en servicios sociales esenciales (educación, sanidad, pensiones, dependencia, etc.). Son la propia Delegación y algunos medios de comunicación los que han transformado esta denuncia económica en una cuestión política e ideológica.
• El día elegido. El derecho a la reunión, a la manifestación y a la libre expresión es de todos y todos los días. En un Estado democrático y aconfesional, estos derechos fundamentales no deberían estar limitados por el calendario de festejos cristiano ni de ninguna otra religión.
• El lugar y la hora elegidos. El recorrido y la hora han sido estudiados para no coincidir con ninguna procesión católica. Las calles propuestas, tres itinerarios diferentes en el barrio de Lavapiés, discurren en su mayoría por una zona de circulación restringida, por lo que son de escaso tráfico. En esta zona se ubican “numerosas iglesias”…  como en cualquier otra de la ciudad de Madrid. Se han aportado planos demostrando que la distancia entre nuestro recorrido y el de las procesiones superaba los 500 m. Hemos propuesto manifestarnos a las 20h, y también a las 12h, cuando no está prevista ninguna procesión. En ambos casos, se nos ha prohibido el derecho fundamental de manifestación.
• La Semana Santa y el turismo. Nos acusan de falta de respeto hacia la religión pero la propia Delegación y el Tribunal tratan los actos religiosos como atracción turística. Mejor parada saldría la “imagen turística de la ciudad de Madrid” si se mostrase el lado amable y de buena convivencia de la ciudad, que tiene una de sus máximas expresiones en Lavapiés. Permitir esta manifestación sería una muestra de normalidad, tolerancia, variedad de opciones culturales y civismo. Tampoco parece lógico que para proteger la libertad religiosa, se tenga que restringir la libertad de los no creyentes.
• La vulneración del orden público. En el caso de que el orden público se vea alterado por la presencia de contra-manifestantes o grupos antagónicos a esta manifestación, la obligación de la Delegación del Gobierno es defender nuestra integridad física y el derecho a manifestarnos, y no prohibirnos la libre expresión. Todas las ideas, creencias u opiniones pueden y deben ser expuestas a debate.

Hemos decidido desconvocar la manifestación prevista para el día 5 de abril. Sin embargo, manifestamos la inquebrantable intención de seguir reivindicando nuestros derechos como seres humanos sanos y libres. Por ello, interpondremos un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Asociaciones y grupos organizadores de la manifestación
“Ningún privilegio a las iglesias. De mis impuestos, a las iglesias CERO”

Madrid, 2 de abril de 2012

domingo, 1 de abril de 2012

MANIFESTACION ATEA JUEVES SANTO

Un año más, y ya van dos, la Delegación del Gobierno de Madrid a prohibido una manifestación atea convocada para el jueves 5 de abril bajo el lema "No más privilegios: de mis impuestos, a las iglesias CERO".

El principal "motivo" que ampara tal decisión es que, según el comunicado de la propia Delegación "La fecha, lugar y hora elegidos por los convocantes, aunque manifiestan en principio una finalidad lícita, lo cierto es que pretenden realizar la manifestación un día de especial significación para los católicos, en el mismo lugar y horario en que se van a celebrar diversos actos religiosos, lo cual pone de manifiesto, cuanto menos, una evidente voluntad de provocación".

Resulta evidente que la manifestación no ha sido convocada "casualmente" para el 5 de abril, Jueves Santo para los católicos. Es obvio que se ha elegido tal fecha para obtener más atención mediática, así como para impactar más directamente sobre las conciencias de los que consideran que la calle es suya y solo suya durante toda esa semana. Sin embargo, ¿puede tacharse tal medida de provocación? ¿el que se celebren "diversos actos religiosos" es impedimento para que no puedan celebrarse a su vez "diversos actos no religiosos"? Creemos que no, y las actuaciones previas en situaciones similares de la misma Delegación parecen darnos la razón.

¿Acaso no se manifiestan los antitaurinos durante la feria de San Isidro delante de la plaza de Las Ventas? ¿Por qué en ese caso no aplican el mismo criterio de provocación? ¿Qué diferecia un hecho del otro, a parte de que en éste no topamos con la Iglesia?

¿Acaso no se manifiestan diversos grupos ecologistas delante de los eventos de moda donde se publicitan diseñadores que trabajan con pieles naturales?

En estos casos que enumeramos, no solo se producen manifestaciones, si no que es habitual que se produzcan o se intenten actos de sabotaje sobre dichos eventos. Sin embargo, la presunción de que tal cosa pudiese ocurrir no parece ser motivo suficiente para limitar la libertad de expresión de aquellos que pacíficamente pretendan difundir sus ideas.

¿Por qué los ateos tenemos un tratamiento distinto? ¿No será por el propio término "ateo"? ¿No será que tal término, en el vocabulario de muchos de nuestros gobernantes, forma parte de la misma familia que otros como "terrorista" o "criminal"? Al fin y al cabo, para la religión católica que muchos de estos nefastos gobernantes profesan ¿no es un crimen negar a dios y manifestarse ateo?

Sinceramente, las razones de la Delegación del Gobierno, más que razones parecen excusas enfocadas a poner límite al atrevimiento de esos colectivos ateos que, no contentos con que les permitan vivir entre las personas decentes, pretenden incluso ejercer derechos que fueron otorgados para el ejercicio exclusivo de las personas de bien.

jueves, 15 de marzo de 2012

EL PAPA Y LA PEDERASTIA















sábado, 11 de febrero de 2012

EDGARDO MORTARA Y LA FAMILIA CRISTIANA

En un tiempo en que la Iglesia Católica apela constantemente a la institución familiar para atacar y negar derechos como el matrimonio gay, el aborto, el divorcio, etc., no está de más recordar el famoso caso del secuestro de Edgardo Mortara, de mediados del siglo XIX, y de esta forma quitarle la careta y sacarle los colores a la Iglesia dejando bien a las claras el respeto real y la consideración que la familia despierta en ella.

Edgardo Mortara era hijo de padres judíos, y tenía 6 años cuando el 23 de junio de 1858, la policía de los Estados Pontificios llamó a la puerta de su casa en Bolonia con la intención de llevárselo. Sus padres, pese a estar 12 años peleando por recuperar a su hijo, nada pudieron hacer frente a la obstinación del papa Pío IX (este secuestrador de niños fue beatificado en el año 2000 por ese otro dechado de virtudes que fue Juan Pablo II). Los jesuítas acusaron a la familia Mortara de dejarse llevar en su empeño por recuperar a su hijo por un odio anticatólico y no por verdaderos sentimientos paternales.

Al parecer, unos años antes, cuando Edgardo contaba alrededor del año de edad, una criada analfabeta y supersticiosa de nombre Anna Morisi, ante el temor que sentía por la posibilidad del fallecimiento del niño debido a una enfermedad que padecía, decidió por su cuenta y riesgo bautizar al pequeño rociando sobre su cabeza unas gotas de agua, para de esta forma, en caso de muerte, evitar la condena eterna de su alma infantil debida a las prácticas judías de sus padres.

Esta sirvienta contó la historia años después, cuando ya no trabajaba en la casa, y llegando a oídos de las autoridades de los Estados Pontificios, decidieron el secuestro del niño para internarlo en una de las casas Catecumenales, donde sería "educado" como cristiano, lejos de la perniciosa influencia de sus padres judíos; al fin y al cabo, descendientes de aquéllos que mataron a Cristo.

De nada sirvieron las tibias presiones diplomáticas ejercidas por algunos países europeos, y no fue hasta la adolescencia de Edgardo cuando tuvo de nuevo ocasión de reunirse con su familia. Pero el lavado de cerebro del chiquillo ya había surtido efecto, y al parecer las ideas judías de sus padres fueron tan incompatibles con su "educación" católica que al mes decidió marcharse, esta vez por voluntad propia, del hogar familiar. Así, arrancado de su familia, "reprogramado" su cerebro en la casa Catecumenal, desprovisto, en definitiva, de referentes propios, aquejado de lo que hoy en día llamaríamos "Síndrome de Estocolomo", el joven Edgardo decidió cambiarse el nombre pasándose a llamar Pío Edgardo, e ingresó en el seminario y fue ordenado sacerdote.

Posteriormente solo tuvo un breve contacto con su madre y hermanos (su padre falleció en 1871), a los que intentó convertir al catolicismo, no consiguiéndolo.

Edgardo Mortara falleció en Bélgica en 1940.